Monday, April 17, 2006

 

Homenaje a Julio César López-(3ra entrega)

Por Carlos Esteban Cana
Especial para Bolas de pelo

Sólo una vez
pude conversar con
Julio César López
y comunicarle mis
respetos por su
obra. Cuaderno de fondo,
Doble de fondo,
El ensayo y su enseñanza,
Poemas de tránsito y
otras dolencias,
son algunos de
los títulos que
he disfrutado
de su autoría.

Hombre sencillo,
de sonrisa inmediata
y hablar pausado,
López aún
tiene mucho que
comunicar.

Si algún lector
interesa conocer
un poco más de
su obra recomiendo
Estaciones de la
Vigilia, una antología
que abarca sus
trabajos publicados
de 1972 a 1985.
Este libro fue publicado
por la Editorial de la
Universidad de Puerto
Rico.

Solo resta agradecerle
a usted lector su compañía
en este viaje creativo.

Agradezco a la escritora
y editora Awilda Castro
la oportunidad de
publicar esta 3ra entrega
del Homenaje a
Julio César López,
y de la misma forma
a los escritores
Angelo Negrón y
Mario Antonio Rosa.

Carlos Esteban Cana

Pensamientos poéticos
autor Julio César Lopez

# 138
Tuvo fuerzas para vencer
las dificultades del camino
y las sombras de la noche.
Piedras, viento, frío, cascadas
imprevistas, fieras centelleantes,
abismos rugientes, larga la
noche tormentosa, largo el camino
zigzagueante, pero nada lo detuvo
hasta que en la madrugada, tras un
descenso fatigoso, lo recibió el
apacible pueblecito de la costa.
Venció a esa noche y a ese
camino. Pero, algún tiempo después,
su geografía interior se precipitó
fatalmente en otra noche y por otro
camino. Un día se sintió traicionado.
Esposa y padrastro joven ya no lo
acompañaban al pueblecito. Ellos
iban juntos, muy juntos, por otros
rumbos, hacia una gran ciudad.
El prefirió quedarse, sin vida, en
la cima de esta nueva noche,
buscando otras estrellas o
columbrandro otros litorales.

#140
¡Qué muchos ruidos fabrica
el silencio!

#144
Poesía: un abordaje intuitivo
de la realidad que dinamiza,
a la vez que intemporaliza,
el espacio, otorgándole un
alto sentido mediante
su reducción creadora -a la vez
amplificación- en un ámbito
íntimo que luego se proyecta
en otros ámbitos.

#150
¿Dónde estará hoy el niñito
descendiente de los indios tarascos
que, hace mucho tiempo, se refugió
en mis brazos durante la tempestad
que nos sacudió en una lancha
cruzando el Lago de Pátzcuaro?
Sobre todo, ¿en cuál esquina del
mundo se habrá refugiado su
mirada?

#156
Tengo una compañera que,
aunque nació enlutada,
me ha proporcionado grandes
alegrías en la vida:
la máquina de escribir, con
su estuche oscuro, que circulo
de mi mano por aquellas
inolvidables calles caraqueñas
desde la última estación de la
década del cuarenta. Ella, como
yo, desafió al tiempo y
a la adversidad.
Ella teclea todavía, como yo,
todavía, sonrío.


Para leer las pasadas entregas
de esta serie:

Angelo Negrón:
http://confesiones1.blogspot.com/

Mario Antonio Rosa:
http://surparacaminantes.blogspot.com/

Comments:
Saludos. :)

Me ha agradado lo expresado del silencio. Sí es ensordecedor.

Sabes que tuve una perra que le puse de nombre Frida. Negra, satita y muy noble. Agradecida de haberla rescatado de la calle.
 
…Y la Mirada se refugia en cada recoveco; no obstante cuando se refugia en otros ojos, tal vez encuentre el reflejo de su alma. ¿Acaso Julio César López quiso llamarle esquina a otro lugar? No lo sabré nunca, pero sus palabras me hicieron pensar en el alma humana. Gracias por compartirlas…
 
Post a Comment

Subscribe to Post Comments [Atom]





<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

Subscribe to Posts [Atom]

Awilda Ivette Castro
Awilda Ivette Castro
Create Your Badge